Fin de soporte a Windows XP

Windows XPHoy es el día D en el que termina el soporte a Windows XP, por parte de Microsoft.

Esto ya lo comentamos en una entrada anterior pero como mucha gente me sigue preguntando qué implicaciones tiene, aquí resumo las preguntas típicas que me hacen diariamente:

  • ¿Va a dejar de funcionar mi ordenador? No, seguirá funcionando, pero no recibirás más actualizaciones por parte de Microsoft.
  • ¿Puedo actualizar a Windows 7 o windows 8? Sí y no, me explico, la actualización pasa necesariamente por formatear el equipo. Eso implica que es necesario guardar toda la información que no queramos perder y después de instalar nuestro nuevo sistema operativo, será necesario instalar todos los programas nuevamente. Por suerte, Microsoft incluye un programa llamado Windows Easy Transfer que nos permite copiar toda nuestra configuración y datos actuales, para después pasarlo todo a nuestro nuevo sistema operativo.
  • ¿Qué ocurre si decido seguir utilizando Windows XP? Pues estimo que en el plazo de 1 a 2 años no habrá grandes problemas, pero hay que tener en cuenta que todos los fabricantes de software y hardware, también dejan de dar soporte a Windows XP, ¿qué implica esto? Pues que llegará un momento en el que no exista ningún antivirus para Windows XP o que nos compremos una impresora nueva y no incluya drivers para este sistema operativo, haciendo imposible su uso.
  • ¿Recomiendas cambiar a Windows 7 o Windows 8? Pues como todo en esta vida va en gustos. Si queremos seguir con un entorno similar a Windows XP recomiendo utilizar Windows 7, si queremos probar un nuevo modo de trabajar, la opción es Windows 8. Eso sí, en caso de optar por Windows 8, sin duda recomiendo la nueva versión Windows 8.1 que entre otras mejoras incluye la posibilidad de arrancar con el entorno de escritorio al que estamos acostumbrados, aunque sigue siendo una forma nueva de trabajo. En cuanto a requisitos, más vale contar con un ordenador que tenga procesador de doble núcleo o superior y 2 Gb de RAM o más, ya que aunque funcionará con una configuración menor, más vale utilizar la configuración que os comento a efectos prácticos.

Como veis, no nos queda más remedio que cambiar a un nuevo sistema operativo, pero como no es una cuestión con demasiada urgencia, podemos pensarnos qué opción tomar a la hora de instalar un nuevo sistema operativo o, incluso, cambiar de ordenador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.